¿Por qué se recomiendan las semillas de marihuana autoflorecientes?

Revolucionando para siempre el cultivo de cannabis, las semillas de marihuana autoflorecientes disponen de grandes ventajas que se han ocupado de impulsar su uso y es que, al ser tan prácticas, la verdad es que tanto novatos como los más experimentados encuentran en esta alternativa una solución mucho más efectiva que las plantas regulares.

Esta variedad como tal, se distingue tanto por su flexibilidad genética como por el hecho de no requerir de fotoperiodos especiales. Estas semillas se dan gracias al producto de la cría entre cepas Indicas y Sativas que se cruzan con Ruderalis, esta evolución ha conseguido que las plantas no tengan que depender del ciclo de la luz y que sean las semillas preferidas por cultivadores urbanos que deben disponer sus plantaciones en el interior.

Ventajas de las semillas de marihuana autoflorecientes

Si se comparan con las semillas de marihuana feminizadas, lo cierto es que surgen diferentes ventajas que vale la pena considerar para realizar con bases sólidas la respectiva comparativa:

  • No requieren del ciclo de la luz para florecer: tal y como lo mencionábamos inicialmente, estas semillas no dependen de la luz para que puedan florecer, pues lo hacen de manera automática. Asimismo, esto significa que no es demasiado trascendente esperar hasta alguna estación del año es particular para dar inicio a su cultivo.

  • Rápidos resultados: así es, estas semillas son sinónimo de cosechas rápidas requiriendo algunas veces solo 10 semanas para pasar a etapa de cosecha. Su crecimiento acelerado es algo bastante perseguido ya que representa un rendimiento mayor.

  • Son más discretas: si se habla en términos de privacidad y prudencia, estas semillas son las más indicadas debido a que no llegan a superar los 1-1.2m de altura. Quienes cuentan con poco espacio o quizás buscan intentar el cultivo en el balcón sin llamar mucho la atención podrán estar tranquilos por la discreción que representan.

  • Resistencia a las plagas: aunque lo adecuado es estar al pendiente de impedir la reproducción de infecciones y plagas, las semillas autoflorecientes son tan resistentes a estos factores que será poco lo que se deberá hacer en este aspecto.

  • Semillas versátiles: tanto en interior como en exterior

La popularidad de estas cepas tiene mucho que ver con el supuesto de que crecen sin inconvenientes en interiores y exteriores, esto es algo simplemente perfecto ya que facilita que el cultivador pueda elegir sin poner en riesgo la cosecha.

Los balcones son sitios que permiten una respuesta bastante positiva por parte de estas semillas, por lo que será decisión de quien se encuentre a cargo determinar donde disponer la plantación para que pueda conservarse de la manera más natural, cabe señalar que no se requiere de montaje técnico para que estas surjan favorablemente.